¡Hola, mundo!

Bienvenido a WordPress. Esta es tu primera entrada. Edítala o bórrala, ¡luego empieza a escribir!

Praga, una gran aventura en la capital de la República Checa

Mas adelante en este artículo te contaré por qué nuestra visita fue una gran aventura, por lo menos para mi lo fue. Pero primero te contaremos que llegamos esta vez en tren desde Viena, en sólo 36 dólares por los dos, en serio GoEuro te salva la vida cuando quieres buscar pasajes accesibles y te da la comparación de precios entre varios tipos de transporte.

Luego de haber llegado a la estación central de trenes y como nos hospedaríamos cerca, pues ¡A caminar! Llegamos un domingo así que la zona estaba medianamente desierta. Encontramos un lindo apartamento para dos a un precio súper cómodo en Airbnb (atento con este link, ahí hay un regalo para ti, te invitamos a usarlo), y ya instalados pues a lo de siempre ¡A caminar!

Praga está repleta de sitios hermosos para ver y visitar. Ya muchos blogueros los han mencionado pero pues aquí te repetimos varios, como el Puente Carlos (bajando del castillo de Praga hay un pequeño acceso que te llevará a la parte inferior del puente, y podrás ver unos hermosos cisnes y podrás tomar unas excelentes fotos), el castillo de Praga cuya entrada para visitarlo es gratis y de verdad que vale la pena verlo además que desde allí tendrás una hermosa panorámica de la ciudad.

Otra de las cosas que debes probar en Praga son sus postres, y quedamos fascinados por los de Trdlo, un conito de masa relleno de crema, o chocolate, o lo que quieras ponerle, que si eres amante de los postres así como nosotros, éste te encantará.

Y te preguntarás ¿Por qué Gaby pone la foto del postre con ese póster de fondo? Pues esa fué la gran aventura para mí en Praga.

Y Gaby fue con Eduardo a club de striptease en Praga…

Y no cualquier club sino EL CLUB, Goldfingers Prague, fue un gran espectáculo, las coreografias, los trajes, las chicas muy lindas, el ambiente ¡Fue genial! ¿Por qué quise ir a un lugar para caballeros? Pues ¿Por qué no? La vida está hecha para ver muchas cosas, y en este viaje quise aprovechar de verlo, y definitivamente ¡Valió por completo la pena! Y volvería… Lo recomiendo chicos y chicas que en su viaje a Praga se den el gusto de verlo y de pasar una excelente noche.

Definitivamente una ciudad que vale la pena visitar y disfrutar…

Viena, la hermosa capital de Austria

Y ha sido un salto tras otro, y precisamente entre tanto no podía faltar la hermosa capital de Austria. Todo comenzó saliendo en autobús desde Budapest a tan sólo 2 horas 40 minutos, en este caso viajamos con la gente de Flixbus, excelente servicio como siempre. Aunque un pequeño inconveniente nos hizo pasar un mal rato y es que compré (sip gaby) mal los boletos, es decir, los compré para fecha de un mes despues y el susto fue terrible ya que el chofer del autobus hablaba cero inglés y el Alemán para nosotros si es cero, lo que pudo decir fue “sorry” y tocó bajar las mochilas y comprar de nuevo los pasajes. Lo bueno es que el dinero quedó a modo de cupón y pudimos usarlo en otro pasaje luego.

Bueno, ya en Viena nos fuimos a nuestro alojamiento, por cierto otro susto porque quedaba a las afueras de la ciudad y teníamos que agarrar un tren para llegar, y nos quedamos sin batería en los teléfonos ¡Los dos! y en la estación de metro y trenes de Viena no hay personas que te indiquen nada, toda la información está en las pantallas y en unas carteleras, fue muy complicado de entender, ya después de un rato un chico nos vio la cara de susto y nos ayudó. Ya en el tren de super lujo, muy cómodo, hasta tenía baño, pudimos cargar nuestros celulares y contactar a nuestro anfitrión en Airbnb (¡Hey! hay un regalo para ti que lees esto en ese link). Ya instalados a descansar.

Nos quedamos en la localidad de Brunn am Gebirge, a las afueras de la ciudad de Viena, aproximadamente a 20 minutos en tren, un pueblo muy bonito y tranquilo y que además cuenta con el Castillo de Liechtenstein al que puedes ir a visitar.

¿A donde ir en la ciudad de Viena?

¡Adonde no ir! La ciudad es hermosa, tanto que resultó ser abrumadora. Vale por completo la pena caminar como perdido y meterte en sus calles y su historia. Como ya te hemos contado no somos de entrar mucho a museos, no somos muy fanáticos de ello, nos gusta mas ver los edificios, la calle, la gente. Puedes visitar desde el famoso Palacio de Belvedere y sus lindos jardínes, el edificio de la Opera Estatal de Viena (y por que no, si tienes suerte entrar a alguna de sus maravillosas obras) y llegar hasta el colorido y abstracto Hundertwasserhaus.

Eso si te recomendamos un par de sitios que deben ser un MUST en tu viaje a Viena. El primero es la Biblioteca Nacional de Viena, un lugar increíble para visitar y conocer, evidentemente no puedes tocar los libros, pero la energía del sitio es realmente especial. La entrada cuesta 8 euros por persona y podrás acceder a la gran sala de gala y ver todo su esplendor.

Y si te gustan los postres como a nosotros, te recomendamos pasar por el famoso café Demel, super lindo, y tienen unos postres excelentes. Eso sí habrá fila, así que paciencia que vale la pena por completo la espera.

Definitivamente, y aunque no te contamos mucho más, Viena es un lugar que vale la pena visitar y caminar. Verás sitios hermosos y podrás tomar unas fotos excelentes. No te arrepentirás.

Budapest…

La hermosa capital de Hungria, con tanta historia y hermosos lugares para conocer. Comenzamos saliendo de Ljubljana en autobús, con nuestros favoritos hasta ahora Flixbus, esta vez un viaje un poco mas largo, a 6 horas. Llegamos a uno de los terminales de Budapest y ahí comenzó la aventura.

Evidentemente no sabemos hablar en húngaro y en Budapest hablan muy poco inglés, pero bueno con la dirección de nuestro alojamiento en mano y el maravilloso google maps comenzamos a andar. Tomamos el tranvía y el autobús para llegar a nuestro destino, el pasaje cuesta aproximadamente 2 euros por persona y puedes utilizarlo dentro de los próximos 120 minutos y te sirve para autobús, tranvía y metro.

Como llegamos de noche pues lo que hicimos fue instalarnos y a dormir. En este caso nuevamente utilizamos Airbnb (ojo con este enlace, hay un regalito para ti así que te invitamos a usarlo), y el día siguiente nos dispusimos a vagar y conocer.

Budapest tiene muchos sitios hermosos para ver y sacar unas fotos increibles, y en nuestra caminata pudimos ver el famoso Budapest eye, una rueda gigante donde por 9 euros por persona podrás dar un par de vueltas y tener unas panoramicas increibles de la ciudad.

A pocos minutos de este lugar podrás acercarte al famoso río Danubio desde donde podrás observar el Puente de las cadenas, El Parlamento, El Castillo de Buda, el Bastión de los pescadores. Podrás subir hasta donde se encuentran estos famosos edificios, ya sea a pie (30 minutos de caminata suave) o en funicular. Y como es costumbre de este par de nómadas primerizos pues subimos ¡A pie! Además que también tendrás unas vistas increíbles de la ciudad.

Junto al Danubio podrás observar tambien el famoso monumento de los zapatos, recordando las miles de vidas perdidas junto al río durante la segunda guerra mundial.

Hacia el otro lado de la ciudad también encontrarás el monumento de los héroes y muy cerca los famosos baños Széchenyi, donde por 20 euros podrás zambullirte en sus piscinas de aguas termales.

Entre muchas cosas mas podrás ver y visitar en Budapest, definitivamente un must si deseas recorrer un poco de Europa Central, está repleta de edificios, museos, y lugares interesantes para conocer.

Liubliana o Ljubljana, la capital de Eslovenia

Una joya que casi no se menciona. La capital de la pequeña Eslovenia, según google la ciudad mas grande del país, toda llena de belleza y encanto. Y aunque sólo pasamos un día recorriendo sus calles vale la pena contarte acerca de ella.

Comenzamos contándote que para este lugar nos vinimos en autobús desde Venecia, y en este caso la gente de Flixbus fue quienes tuvieron la mejor oferta, en tan sólo 3 horas ya habíamos llegado a la ciudad. Que no te asuste el idioma pues en la mayoría de lugares donde tuvimos que interactuar con alguien (vendedores, meseros, farmacias, supermercados, etc) hablan un inglés excelente y no fue para nada complicado hacernos entender.

En esta ocasión utilizamos para nuestro hospedaje el confiable Airbnb (ojo con este enlace que ahí va un regalo para ti, así que te invitamos a usarlo), conseguimos un lugar muy pero muy acogedor justo junto al río Ljubljanica que atraviesa por completo la hermosa ciudad.

El centro de la ciudad no es muy grande así que el recorrido es de lo más tranquilo y bonito. Cabe destacar que tiene una vista del atardecer maravilloso, unos puentes muy lindos que atraviesan el río de lado a lado, entre los más famosos el Puente triple y el Puente de los Dragones.

En la ciudad también encontrarás un lindo castillo en la cima de una montaña, al que podrás acceder a pie o en fonicular. Lamentablemente (cosa que no nos perdonaremos jamás) no tuvimos el tiempo para subir hasta el castillo, pero definitivamente es un MUST en tu viaje y que prometemos hacer algún día, cuando volvamos a pasar por la bella Ljubljana.


¿Y si no fuimos al castillo que hicimos entonces?

Nos metimos en un bar a bebernos una rica cerveza, que se convirtió en cuatro cervezas y se nos pasó el tiempo. Pero valió la pena, otro MUST en la ciudad es entrar a uno de sus muchos bares y/o cafés a degustar una excelente cerveza artesanal.

Las culpables…

Bled…

Un pueblo muy lindo a un par de horas de la ciudad que definitivamente no querrás perderte. Todo un cuento de hadas definitivamente, un hermoso lago con las montañas nevadas en el fondo y en el centro en un punto alto “Un gran castillo.” El autobús hacia el pueblo sale desde la terminal de la ciudad, puedes comprar el boleto ida y vuelta por 12,5 euros cada uno.

Ya en el pueblo decidimos alquilar un par de bicicletas (no importó el frío) por 5 euros cada una durante dos horas, para darle la vuelta al lago y verlo desde diferentes ángulos, valió la pena. Y luego un rico almuerzo compuesto por hotdogs y una ensalada (no estamos a dieta, solo tratamos de comer verduras) viendo los patitos nadando y respirando la tranquilidad, fue de lo mejor.

Definitivamente Eslovenia es un país que vale la pena visitar y descubrir otros lugares espectaculares. Sin lugar a dudas estará en los planes para una próxima vez.

Y ahora… A nuestro nuevo destino.

Y llegamos a Venecia…

Uno de los lugares que no podía faltar en nuestro paso por Italia (aunque no fue fácil elegir, queriamos ir tambien a Cinque terre, pero por la ruta que decidimos tomar no era conveniente, ya será en otra ocasión) salimos desde Florencia esta vez en tren, los pasajes los encontramos en Goeuro, seguimos recomendándote esta app para encontrar ofertas en pasajes. Llegamos directamente a la isla, a la estación Santa Lucia.

Y apenas sales de la estación te encuentras de frente con la emoción y la realidad ¡OMG Venecia! Para esta ocasión buscamos nuestro alojamiento con la gente de Booking (ojo con este enlace que ahí va un regalo para ti, así que te invitamos a usarlo)en pleno centro de la isla. Para llegar allí puedes tomar un bote bus, pero nosotros que amamos recorrer las ciudades a pie no perderíamos la oportunidad y aprovechar de “perdernos” en las calles-laberinto de Venecia. Llena de puentes de todos los tamaños y avisos por todos lados que te llevan a un lugar y terminas en otro ¡Una locura! Pero divertida, además ¡Es Venecia!

Luego de perdernos, y de haber caminado casi 2 horas con las mochilas encima, finalmente llegamos a nuestro alojamiento nos instalamos y seguir la caminata. Recorrimos por un buen rato hasta que la niebla nos lo permitió. Como información general el invierno en Venecia aparte de frío está lleno de niebla, despeja por ratos, pero igual le da esta onda misteriosa y fantasmagorica al lugar.

Y te preguntarás ¿Y el famoso paseo en góndola?

Ese hermoso paseo romantico que vemos en las películas tan tradicional y representativo de esta ciudad. Lamentablemente no lo hicimos por dos razones, la primera, sí, lo admitimos duele en el bolsillo ¿Por qué? Media hora de paseo en góndola cuesta nada menos que 80 euros si es de día y de noche 100 euros (aquí te mostramos el listado de precios) y segundo con tanta niebla la verdad no valía mucho la pena (aunque hemos de ser sinceros no íbamos a invertir ese dinero en el paseo así estuviera el día super soleado).

De igual forma recorrer Venecia a pie igual es muy entretenido, además de que tienes hermosos edificios y monumentos para visitar, como la Plaza San Marcos y su monumental basílica a la que podrás ingresar gratis.

Otra cosa que pudimos observar y disfrutar en Venecia fue el inicio de su famoso carnaval, las máscaras hechas a mano y las personas que aprovechan para usar los hermosos trajes victorianos son todo un espectáculo a la vista.

Definitivamente Venecia es un hermoso lugar que vale la pena recorrer y conocer.

Un poco sobre Florencia…

Y llegamos a la tierra del famosísimo David de Miguel Angel, una ciudad hermosa y llena de arte en cada esquina.

Nuestro viaje en este caso lo hicimos en autobús en la línea Flixbus (una de las apps que te habíamos recomendado antes) el bus, excelente, súper limpio, con baño, con wi-fi y enchufes para cargar los teléfonos (esas 6 horas pasaron volando). Llegamos a nuestro alojamiento, que esta vez reservamos con Booking (ojo con este enlace que ahí va un regalo para ti, así que te invitamos a usarlo) y comenzó el paseo.

Vista desde la Plaza de Miguel Angel

Para este viaje de sólo un día en Florencia, decidimos caminar como un par de perdidos y pasear por la ciudad, que se presta para tomar fotos hermosas y pasar un día agradable recorriendo sus calles y admirando cada rincón posible.

¿Por qué no entramos a ver al verdadero David?

Primero la fila es interminable y aparte el costo de la entrada es de 15 euros por persona, y pues a decir verdad no somos muy conocedores del arte, somos mas de pasear por la ciudad que de entrar a museos (ojo que si es un tema que de verdad nos interese pagamos y nos aguantamos la fila) además que con nuestra experiencia en el museo del Vaticano, costoso y abrumador, preferimos entrar a los lugares que de verdad nos traigan algo mas.

Ojo que es cuestión de gustos, aquí te estamos contando lo que nosotros hacemos.

Sé que nuestra anécdota en Florencia es corta al igual que nuestro viaje a la ciudad (fue sólo de pasada) pero es un lugar que no te debes perder y que te recomendamos vayas con suficiente tiempo. Definitivamente en un futuro haremos lo posible por explorarla como se debe.

Un día en Nápoles…

En realidad día y medio… Nuestro viaje a Nápoles fue bastante puntual, ya que en sí no teníamos mucho plan para hacer en la ciudad sino en las afueras específicamente en Pompeya. De igual forma paseamos un poco por el centro de la ciudad y sus calles tan características e históricas.

Para este viaje decidimos irnos en tren (los boletos los conseguimos por Goeuro recomendadísimo tener esta app en tu celular, ya que te hace una comparación y puedes ver que te sale mejor y mas económico al buscar transporte entre ciudades e incluso entre países ¡Una maravilla!) salimos desde Roma, el costo de los pasajes fue de 18,50$ cada uno, los trenes muy cómodos limpios, incluso tienen enchufes para cargar tu teléfono.

Algo que nos ha llamado la atención en Europa es la puntualidad en los sistemas de transporte terrestre (buses o trenes) y algo que definitivamente no hay en Latino américa ¡Ni un sólo torniquete de seguridad! (con excepción de la estación termini en Nápoles, para entrar al metro de la ciudad) Evidentemente tienes que comprar tu boleto y validarlo en alguna de las máquinas, porque dentro del sistema en cualquier momento te lo pueden pedir y pasarás una pena tremenda, aparte de la multa que se sumaría a tu lista de gastos en el viaje. Pero nos parece importante resaltar esto para que no te confíes.

Bueno, llegamos a la estación Termini de Nápoles y nosotros nos hospedaríamos en el centro por lo que tuvimos que comprar los tickets para el sistema del metro de la ciudad el boleto cuesta 1,50 euros por persona. Nuestro hospedaje esta vez fue en un Airbnb (ojo con este enlace que ahí va un regalo para ti, así que te invitamos a usarlo) justo en el centro y casco histórico de Nápoles, cerca a varias pizzerias y restaurantes famosos de la ciudad como el “Sorbillo” muy famoso en Nápoles.

Después de instalarnos salimos a comer y ¿Qué es lo primero que debes probar en Nápoles? Pues su famosísima Pizza Margherita, quisimos ir a uno de estos restaurantes famosos como el que mencionamos antes, pero lamentablemente la fila era interminable y teníamos muchísima hambre, por lo que decidimos entrar a un pequeño local allí cerca y te aseguramos que valió la pena, definitivamente la mejor pizza de nuestras vidas y por tan sólo 10 euros dos pizzas personales y dos botellas con agua.

Mi cara de felicidad y de “toma la foto rápido que tengo hambre”

Ya con la “barriga llena y el corazón contento” nos fuimos a caminar un rato por la ciudad, y pudimos ver varios lugares emblemáticos. Luego de esto nos fuimos a descansar para salir temprano al día siguiente.

Monte Vesubio

¡Un volcán activo! y muy fácil para llegar. Evidentemente hay lugares turísticos que te llevan y te cuentan toda la historia tanto en Nápoles como en Pompeya. Pero esta vez decidimos ir nosotros mismos ya que nos dijeron que no era difícil llegar y definitivamente ¡No lo es! Hay dos formas, en autobús o en tren, decidimos ir en tren, así que nos fuimos a la estación Termini y tomamos el Tren Circunvesubiano, el valor del boleto es de 2,25 euros cada uno y en 40 minutos estás en la localidad de Pompeya (puedes comprar los boletos ida y vuelta), llegando a la estación podrás encontrar varios puntos de información, y te ofrecerán el paquete turístico, con el guía, etc., por 20 euros por persona sin incluir la entrada al parque. (No, no compramos ese paquete, ya que nos habían contado que existía una forma mas económica de ir). Frente a estas oficinas hay una parada de autobús, y allí conseguirás el transporte para llegar a la base del Vesubio a sólo 3,10 euros por persona.

Luego de 20 minutos en el bus (te adelantan mas de la mitad de la subida) te dejan en la entrada para la última parte del ascenso, allí deberás pagar el acceso al parque a 10 euros por persona, y comienzas a caminar, en tan sólo 30 minutos de subida llegaras a la boca del volcán. Hace frío y los vientos son muy fuertes, así que ve preparado, bien abrigado, lentes de sol y tu botellita de agua. El camino es uno sólo y se encuentra perfectamente demarcado, nunca te perderás. Ya arriba encontrarás el cráter del volcán y podrás observar pequeñas columnas de humo que salen de el. También la vista desde allí al mar es hermosa. Abrimos una pequeña botella de vino que compramos en el camino (si, incluso hay una pequeña tienda de regalos que también vende agua y vino) y allí contemplamos un buen rato el paisaje y descansamos para el retorno.

En 20 minutos bajamos y el autobús (que pasa cada 2 horas) nos dejó en toda la entrada de las ruinas de Pompeya.

Ruinas de Pompeya

La entrada a las Ruinas de Pompeya tiene un costo de 15 euros por persona (el guía se paga aparte) y puedes adquirir un mapa y así recorrerlas a tu gusto y placer. El lugar cierra cerca de las 5 y 30 de la tarde así que si llegas temprano podrás hacer un recorrido completo por el lugar.

El lugar es hermoso, se puede notar lo avanzados que eran en cuanto a construcciones, y lo hermoso que era el lugar. También podrás ver los moldes de yeso que extrajeron de las personas (inclusive hay uno parecido a un perrito) que murieron bajo la gran cantidad de cenizas cuando sucedió la gran erupción del monte Vesubio.

Como ves un viaje corto a Nápoles, pero quedamos encantados. Siguiente parada ¡Florencia!

Roma en 3 días…

Como comentamos en nuestro artículo anterior comenzamos nuestro recorrido por algunos lugares de Europa por Italia, y es así como iniciamos en Roma.

En este caso nuestro hospedaje lo encontramos en booking (ojo con este enlace que ahí va un regalo para ti, así que te invitamos a usarlo) un sitio muy bueno en cuanto a relación calidad precio y super bien ubicado, a pocas cuadras del vaticano. Siempre que podemos nos gusta buscar nuestros hospedajes en zonas céntricas o cercanas a los diferentes sitios de interés, somos fanáticos de recorrer las ciudades a pie o en bici.

Día 1

Iniciamos llegando al aeropuerto de Roma, de allí puedes tomar un tren o un autobús dependiendo de cuanto quieras gastar, por nuestra parte tratamos de buscar lo que mejor se adapte al bolsillo por lo que nos decantamos por el autobús en este caso el costo fue de 6 euros cada uno, super cómodo, con calefacción y lo mejor, nos dejó a menos de una cuadra de nuestro sitio de hospedaje. Los autobuses los encuentras justo dentro del aeropuerto apenas sales, no tienes que caminar mucho y todo está perfectamente señalizado, ademas las chicas de la taquilla son muy amables, hablan un inglés decente y te dan las indicaciones.

Bueno, ya instalados en nuestro hospedaje, nos refrescamos y descansamos un poco (llegamos muy temprano a Roma, cerca de las 7 de la mañana y despues de 15 horas de vuelo) y salimos a caminar nos fuimos para la plaza de San Pedro y entramos a la Basílica, que por cierto es gratis.

De allí continuamos caminando y nos fuimos hacia la Fontana di Trevi, y si, es bellísima, y si, evidentemente repleta de turistas pero vale la pena.

Día 2

Para nuestro segundo día fuimos al Coliseo y luego al foro Romano, las entradas puedes comprarlas en taquillas autorizadas o dentro del mismo coliseo. Eso si, las que compras en el Coliseo son para pagar con efectivo y la fila es gigante y la que compras en la taquilla puedes pagarla con tarjeta y es súper rápido. El costo de la entrada para ambos tiene un valor de 12 euros por persona y lo puedes usar por dos días seguidos. Si deseas ingresar con guía tiene un valor aparte.

Luego de este par de visitas, que te pueden tomar mas de 6 horas si te quedas viendo a detalle, nos fuimos al fútbol, algo no muy común cuando eres turista, pero fue un sueño hecho realidad para Eduardo, y si que vale la pena ver si sentir la pasión de la gente por su equipo. Un gran espectáculo.

Día 3

Para nuestro tercer día en Roma no podía faltar ir al museo del Vaticano, y poder admirar todas sus obras de arte, y siempre la tan anhelada Capilla Sixtina. El costo de entrada al museo es de 17 euros por persona (a nuestro parecer muy costoso y el personal de la taquilla no es muy amable) y está repleto de pinturas, esculturas, piezas de la antigua Roma, techos pintados exquisitamente, pero a nuestro parecer es algo abrumador, ademas de que entra muchísima gente.

Una de las obras mas esperadas para conocer en el museo del Vaticano, es la Capilla Sixtina, donde realizan el conclave papal, y donde podrás observar la maravillosa obra de Miguel Angel “La creación de Adán” junto con todas las imágenes expuestas en el techo. Lastimosamente esta área del Vaticano es bastante estricta en cuanto a prohibiciones, ya que no permiten tomar fotografías, ni hacer ruido, ni usar gorras, etc.

Todo este paseo te puede tomar hasta 4 horas mirando a detalle todo lo que encuentras en este museo.

Evidentemente hay un montón de cosas y lugares para ver en Roma en 3 días, y sí, pasamos por la gran mayoría de ellas en nuestras largas caminatas, las imágenes te las iremos mostrando en nuestra cuenta de Instagram. Aquí sólo te mencionamos a los lugares en los que tuvimos que pagar y que son los que mas visita la gente en su viaje a Roma.

De aquí partimos hacia Nápoles por un par de días. Así que te invitamos a leer nuestro siguiente artículo.

Y finalmente nos fuimos para Europa!

Un viaje con el que definitivamente venimos soñando desde hace años, y por fin lo hicimos.

Aunque ya tenemos viajando dos semanas y si, sabemos que estamos atrasados en contar lo que hemos estado haciendo y los lugares a los que hemos ido con detalle ya comenzaremos a compartir nuestras anécdotas y lo que hemos hecho. Ya habrás visto algunas imágenes en nuestro perfil de instagram.

Hasta ahora lo que hemos venido haciendo ha salido genial, te contamos que estaremos recorriendo varios lugares durante los próximos 3 meses, específicamente en el espacio schengen.

Pero primero te contaremos algo sobre los preparativos, lo que decidimos traer y que nos ha sido súper útil en el viaje.

¿Cuales fueron nuestros preparativos para nuestro viaje a Europa?

Evidentemente cada quien sabe lo que necesita para su viaje pero te contamos lo que decidimos traer nosotros en nuestras mochilas y en nuestros celulares. Bueno comencemos por una lista:

  1. La ropa: Evidentemente siempre se nos pasa la por la cabeza la gran pregunta ¿Qué ropa me llevo? Pues para este viaje decidimos cargar con nosotros sólo 6 kilos en nuestros back pack (sin incluir las portátiles). ¿Por qué? Porque decidimos que este viaje, aunque largo, no tuviésemos tantas complicaciones con el equipaje. Además que estamos en invierno así que siempre estamos con un gran abrigo encima. Nuestro equipaje consta de: 5 camisetas, 5 juegos de ropa interior (en mi caso incluye los bra), 5 pares de medias, 3 pantalones ligeros (cada uno trae un jean y dos sudaderas) y pijama. Sandalias de baño y un par de tennis. Y como estamos en invierno, un buen abrigo, gorrito y guantes.
  2. Artículos de aseo personal y medicamentos: Decidimos comprar lo que necesitamos ya estando en Europa (ojo con el bloqueador solar, muy importante), aunque lo referente a medicamentos, trajimos los necesarios, en especial los que consideramos básicos como pastillas para el dolor y/o fiebre (paracetamol e ibuprofeno), antialergicos y en nuestro caso vic vaporub (es invierno y nos resfriamos fácil, ha sido super útil) como ves nada muy complicado.
  3. Equipos electrónicos: Lo primero nuestras portátiles con sus respectivos cargadores, importantísimo un adaptador de corriente, nuestros teléfonos celulares y la cámara.
  4. Simcard para Europa: Para viajar siempre es importante mantenerte comunicado, en especial por si tienes que contactar al lugar donde te hospedarás o para lo que mas usamos la conexión a internet, ¡Para ubicarnos! Y sí que se necesita de google maps cuando viajas. Para ello compramos una sim en http://www.three.co.uk/ a un precio bastante accesible y te la entregan donde te estés hospedando o puedes solicitarla a cualquier compañía de encomienda y retirarla directamente. Y hasta ahora ha funcionado muy bien en los países europeos en los que hemos estado.
  5. Seguro de viajes: Obligatorio para entrar a Europa, además que es necesario, bien lo dicen nuestras madres “uno nunca sabe”. Hasta ahora no hemos tenido la necesidad de utilizarlo pero de igual forma nos fuimos con Assist card para este viaje.
  6. Apps móviles: Aunque no lo creas debes venir preparado con algunas apps, en especial cuando no conoces nada y por suerte te tenemos algunas probadas y aprobadas por nosotros en cuanto a hospedaje booking y airbnb (ojo con este par de enlaces que ahí van unos regalitos para ti, así que te invitamos a usarlos), súper conocidas y confiables, llevamos ya un par de años utilizándolas y has sido excelentes. Transporte en Europa GoEuro te da los precios en cuanto a vuelos, trenes y autobuses, con esta app no sólo puedes comprar sino que puedes comparar los precios y ver que es mas conveniente para ti en cuanto a precios y tiempos de viaje. Flixbus hasta ahora nuestra empresa de autobuses favorita en Europa, viajas económico, son muy cumplidos en sus horarios y los autobuses son cómodos y muy limpios.
  7. Y por último y no menos importante, aunque debería estar de primero, ¡El pasaporte y los pasajes! Y todo listo a volar…

Como ves prepararte para el viaje no es tan dificil si tienes lo básico y hasta ahora con estas cositas nos ha ido super bien, y ya con todo listo comenzamos nuestra nueva aventura en la bella Italia, y para no aburrirte dedicaremos varios artículos para contarte lo que hicimos en cada una de las ciudades que visitamos.