¡Hola Ámsterdam!

¡Ajá! nos fuimos para la capital de Holanda, no podía faltar en nuestra ruta la tierra de los tulipanes, el queso, Anna Frank, los coffee shops, el barrio rojo, las bicicletas… Uff etcétera.

Como siempre les contamos comenzamos nuestro viaje saliendo desde Hamburgo, esta vez en autobús esta vez utilizamos la confiable app de Omio (antes GoEuro) y en 5 horas llegamos a estas tierras. Esta vez elegimos para hospedarnos un Hostel ya que estaríamos sólo un par de días, y además, ¡Es increíblemente costoso el alojamiento en Ámsterdam! Por lo menos en el centro o cerca del centro de la ciudad. Pero bueno nos hospedamos con los chicos de Via Hostel, y solo podemos decir que fue un lugar genial, la atención súper buena, todo muy limpio, excelente ambiente, y la estación de tren súper cerca para ir al centro de la ciudad, así que recomendadísimo.

Y entonces ¿Qué hacer en Ámsterdam en día y medio?

Como es poco tiempo, una vez instalados, nos bañamos y pusimos bonitos y a la calle ¿Para donde ir en la noche? Pues a uno de los lugares más populares, al Barrio rojo, un lugar lleno de cosas para hacer y ver, un montón de restaurantes y lugares de comida rápida, los famosos Coffee Shops (evidentemente entramos ¡Ya estábamos allí!), montones de tiendas con productos a base de marihuana (desde dulces hasta preservativos ¡La locura!), las vidrieras donde se exhiben las chicas (prohibido sacar fotografías así que las imágenes sólo están en nuestra cabeza) y bueno caminar, pasar por sus puentes, recorrer sus calles y callejones, comer, fumarte un porro (por ley sólo es permitido en los coffee shops, aunque a muchos les da igual), lo que quieras, la vida nocturna es bastante movida.

Al día siguiente continuamos con nuestro recorrido (a pie porsupuesto) por el resto de la ciudad. Y es simplemente hermoso, sus calles, las fachadas de las casas y edificios, las bicicletas, las casa bote, una maravilla.

Otra cosa que resalta en esta ciudad es la gran cantidad de museos que podrás encontrar: El museo del sexo, el museo del erotismo, el museo de las prostitutas, el museo del queso, el museo de los tulipanes, museos de arte, la casa museo de Anna Frank (lugar al que siempre quise ir y lamentablemente fue una gran decepción incluso desde afuera así que decidimos no entrar, 25 euros cada uno y cambiaron el ingreso para algo que parece la entrada a un centro comercial, a nosotros nos decepcionó) muchísimos para todos los gustos.

Actividades para hacer, y cosas por ver en Ámsterdam hay un montón así que definitivamente vale la pena el paseo. Lamentablemente no contábamos con suficiente tiempo pero seguramente volveremos. Y ahora a nuestro siguiente destino ¡Bruselas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *