Un par de días en Bruselas

Otro destino que no esperábamos conocer, ya he comentado anteriormente que no planificamos mucho sino ¡A donde el destino y el bolsillo nos permita llegar! Y definitivamente valió la pena la visita.

Nuestro viaje comienza saliendo de Ámsterdam y de igual forma que en viajes anteriores nuestro método de transporte mas económico es ¡El autobús! La gente de Flixbus nos acompañó nuevamente y como siempre hasta ahora un éxito. Esta vez nos hospedamos en Airbnb (¡Hey! Ahí va un regalo para tí, no dudes en usarlo), y como de costumbre, una vez instalados ¡A caminar se ha dicho!

Bruselas es una ciudad muy linda con un montón de lugares lindos e icónicos para visitar. Al primero que fuimos fue al Atomium, una estructura gigante que hace referencia precisamente a un átomo, puedes ingresar y ver la ciudad desde gran altura (y no, no entramos).

La ciudad y la zona histórica son hermosos y puedes recorrerlos a pie, podrás ver los famosos Manneken Pis, símbolo histórico de la ciudad.

Entre otros lugares hermosos para ver encontrarás la Grand Place o la Plaza mayor de Bruselas, rodeada de hermosas fachadas de edificios ideal para tomar buenas fotografías.

¡Ah! y algo que es definitivamente un MUST en el viaje a esta ciudad, obviamente un waffle con verdadero chocolate belga.

La tentación…

En definitiva, aunque igual estuvimos sólo un par de días, Bruselas es una hermosa ciudad que no debes perderte en tu paso por Europa. Vale la pena. Y ahora, a nuestro siguiente destino, “La ciudad del amorsh.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *